El collar y la correa por primera vez

HomeEl collar y la correa por primera vez

No debería ser muy complicado ponerle el collar y la correa al cachorro, pero cada cachorro es único y reacciona de forma totalmente imprevisible: un cachorro no hará caso, otro se extrañará un poco pero se acostumbrará rápido, otro estará unos minutos intentando zafarse de ella sin éxito y otro… podrá pasarse todo el día quejándose del collar, intentando quitárselo con las patas, rozándose contra las paredes, etc. hasta conseguir que su propietario por pena se lo quite.

Es importante ponerle por primera vez el collar al cachorro cuanto antes. No esperes a que llegue el día en que tenga que salir a pasear: pónselo el primer día que llegue a casa, así tendrá tiempo de acostumbrarse para cuando llegue el día que el collar debe ir atado a una correa. Es fundamental que cuando se lo pongas lo hagas mientras el cachorro esté entretenido con algo: ya sea comiendo o jugando, pero es importante desviar su atención.

El collar debe ser de nylon: es el más cómodo y el más económico. Cuando tu cachorro esté acostumbrado a llevar collar siempre estarás a tiempo para cambiarlo, pero para empezar, uno de nylon es ideal.

Es algo normal, la extrañeza de llevar algo en el cuello le hará sentirse incómodo. Asegúrate de que el collar que le pones no le apriete. Debe estar holgado por lo menos el grosor de tu dedo. Si el cachorro intenta quitárselo, desvía su atención con algo que le llame al juego o a la comida: juega a la pelota, tírale un juguete (de los que son seguros), juega con el Kong,… y cuando observes que no hace caso al collar sino que ha desviado su atención hacia otros menesteres, elógialo y acarícialo.

Para ponerle la correa por primera vez, es importante que lo hagas dentro de casa y unos días antes de su primer paseo. Al igual que el collar, ponle la correa y déjasela puesta: el cachorro debe tener tiempo para olerla, jugar con ella y acostumbrarse a ella. Cada día, déjasela puesta de 5 a 10 minutos. Prueba de jugar con él de forma que empieces a cogerlo de la correa, y corred juntos por el pasillo de casa: recompénsalo por su buena actitud.

Dándole tiempo al cachorro para que se acostumbre a estos dos complementos del paseo, la salida al primer paseo será mucho menos dificultosa y desagradable para el cachorro y para ti.

 

2012-06-08T20:40:02+00:00 marzo 19th, 2012|Adiestramiento Canino|Comentarios desactivados en El collar y la correa por primera vez